De qué va esto

cuentos de pájaros


martes, 26 de julio de 2016

Escocia 2016

Parón bigyeriano más que justificado: escapada a Escocia en compañía de buenos amigos, y con un efecto colateral nada despreciable, la cobarde huida del inmundo calor cordobés. Unos cuantos días de julio en los que he cambiado el pantalón corto y las camisetas por los calcetines de montaña, guantes y el polar. Bendito frío.

Este movimiento trashumante hacia el norte contaba con no pocos objetivos, pura ambición por traerse en las retinas, y algunos en las cámaras, especies propias del reino de lo fresquito.

Campo base en el Parque Nacional de Cairngorms, donde se encuentran cinco de las seis montañas más altas del Reino Unido. Cuentan que el físico Peter Higgs ideó la teoría del Bosón de Higgs mientras caminaba por este parque nacional, allá por 1964. Lo entiendo. La inspiración digo.

Excursiones radiales hacia Troup Head, que alberga una impresionante colonia de aves marinas: alcatraz, arao, frailecillo (solo vimos unos cuantos individuos), fulmar, gaviota tridáctila, alca.

Junto a esta reserva de la RSPB visitamos otras: Culbin Sands, donde vimos la serreta mediana; Loch Ruthven, lugar de reproducción del zampullín cuellirojo; Insh Marshes, humedal interior donde vimos el único aguilucho lagunero; Loch Garten, que nos deparó una hembra de porrón osculado con pollos, y lugar donde se encuentra un magnífico centro de visitantes sobre el águila pescadora.

La isla de Skye, la segunda más grande de Escocia, no defraudó, y una pareja de pigargos aparecieron en el lugar preciso. Allí, un águila real surgida de la nada trató de expulsar a un pigargo ofreciendo una escena que difícilmente se podrá olvidar.

En Fort William vimos la nutria marina; en Loch Tulla un grupo numeroso de barnaclas canadienses; en Lochindorb, el colimbo grande, allí se reproduce, y en sus proximidades disfrutamos de una colonia numerosa de gaviota cana y de varios lagópodos escoceses; los acantilados de Portsoy nos mostraron los primeros araos aliblancos, escribanos cerillos y bisbitas costeros, y en el mar las marsopas; el funicular de Cairgorm Mountain nos permitió ver al lagópodo alpino, cercano a la parada de destino, aunque falló el chorlito carambolo (siempre nos quedará Cabo de Gata); y en Loch Duntelchaig, a pesar de la lluvia y la niebla, descubrimos de nuevo al colimbo grande y un grupo numeroso de ánsares comunes con pollos.

No muchas especies, pero de calidad, fallaron dolorosamente algunas, como el gallo lira. Quién sabe si esto es una señal para volver.




[Reserva RSPB Troup Head]

 
[Alcatraz atlántico]
 
[Fulmar]
 
[Troup Head]
 
[Gaviota cana]
 
[Arao aliblanco]
 
[Colonia de aves marinas. Al fondo, Pennan]

[Águila pescadora]

 
[Colimbo grande]
 
[Escribano cerillo]
 
[Corneja cenicienta]

[Serreta mediana]

 
[Nutria marina]
 
[Hembra de porrón osculado con pollos]
 
[Lúgano]
 
[Lagópodo alpino]
 
[Lagópodo escocés]
 
[Portree, lugar de embarque para ver los pigargos]
 
[Eilean Donnan Castle]
 
[Pigargo. Foto de Ignacio Molina]